miércoles, 7 de febrero de 2018

Heridas y sensibilidades

Creo que todos hemos tenido situaciones en la que hemos sentido que alguien nos ha hecho daño con sus palabras, su actitud o con su indiferencia. Momentos, situaciones, palabras, actitudes... que muchas veces de manera no intencionada nos han herido internamente. Generalmente son percepciones subjetivas y que dependen de la sensibilidad de la persona, así como de otros muchos factores que determinan el momento en el que se encuentra esta.


¡Cuántas veces un simple comentario o una mirada se nos clavan como un puñal en el corazón! Es ahí donde nace un pensamiento creo que bastante recurrente: "no se da cuenta del daño que me está haciendo". Pero yo llevo un tiempo intentando darle la vuelta a la cuestión, intentando salir de mi egocentrismo: ¿me doy cuenta yo de lo que conllevan mis actitudes, mis palabras, mis miradas... en la otra persona? Es decir, pasar del "¿no se da cuenta de lo que me duele esto?" a "¿soy consciente de lo que le hiere mi comentario, mirada, ausencia...?". Sin duda me cuesta ponerme en la piel del otro y salir de mis juicios, mi perspectiva y, sobre todo, de mis sentimientos.

Pero este cambio de mirada no es nada nuevo. Dice Mateo 7, 12: "todo lo que queráis que haga la gente con vosotros, hacedlo vosotros con ella". Aunque decir esto no es difícil; lo difícil es vivirlo. Pero cuando ves que Quien lo dijo lo vivió, cambia el tema. ¿Cómo sería esa mirada de Jesús a Pedro tras negarle la noche de Jueves Santo? Mirada que perdona, que acoje, que restaura... sin recriminarle que le había negado poco antes a Él, a quien consideraba su amigo. ¡Qué gracia tan grande sería saber mirar así! Y necesitamos todavía más, ¡¡¡necesitamos dejarnos mirar así!!! ¿Acaso Jesús no buscó la mirada de Judas tras su traición? Pero quizá Judas no se quiso dejar alcanzar por esa mirada, quizá le pesó demasiado lo que había podido hacer sufrir a Ese Corazón y no fue capaz de perdonarse, creyó que no podía  ser perdonado...

Cuando me asalte el pensamiento del tipo "no se da cuenta de lo que me está haciendo sufrir" otra persona me gustaría preguntarme: ¿soy consciente de lo que puedo estar haciendo sufrir yo a los demás? Sin duda el mundo, mi mundo más cercano, cambiaría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario